Las búsquedas en Internet ya son universales y Google sigue siendo el indiscutido rey cuando hablamos de recepción de ingresos publicitarios por éstas y el tráfico. Sin embargo, un estudio basado en la experiencia del usuario añade una nueva perspectiva: informa que los usuarios pasan por alto los anuncios cuando realizan una búsqueda en la web. Los resultados orgánicos de búsqueda se han visto el 100% y los participantes pasaron un promedio de 14,7 y 10,7 segundos mirándoles, tanto en Google como en Bing. Sin embargo, sólo el 28% miró los anuncios que aparecen a la derecha en Google y el 21% hizo lo propio en Bing. Este estudio se basó en un entorno de búsqueda artificial, pues los participantes recibieron los términos que debían usar y no podían utilizar su motor de búsqueda preferido, pero los resultados de todos modos, fueron estadísticamente significativos.

Con los usuarios pasando casi todo su tiempo observando los resultados orgánicos de la búsqueda, las cifras de Hitwise nos acercan otros datos de gran interés. Las tasas de éxito que presentan buscadores como Bing y Yahoo! son significativamente mayores a las que presenta Google. Los primeros tienen más del 81% en tanto que el segundo un 65,6%.   Aunque el volumen de búsquedas que controla Google puede reducir su tasa de éxito, la diferencia entre éste y Bing es demasiado grande como para sacar conclusiones claras. En primer lugar, los usuarios demostraron pasar tiempo mirando los resultados de búsqueda en ambos buscadores, aunque la tasa de éxito de Bing es 16 puntos superior a Google. Por lo tanto, a pesar de tener más tráfico que el primero, el motor de búsqueda de Microsoft genera una mayor proporción de tráfico relevante en cada búsqueda.   Además, y contrariamente a lo que podemos pensar, estos datos indican que el SEO es más importante que nunca, pues los usuarios de Internet necesitan confiar cada vez menos en los motores de búsqueda para encontrar sitios web. Más concretamente, la cifra bajó en 22 puntos porcentuales respecto al año 2004.   Esto se debe a que los usuarios están cada día más informados y no necesitan depender de búsquedas para encontrar sitios populares como Facebook o YouTube, entre otros. Además, están comenzando a confiar mucho más en lo que expresan sus pares en las redes sociales, con lo que suelen ingresar a los sitios de su interés de forma directa.   El comportamiento de los usuarios está en constante cambio, y como esto sucede, los vendedores tendrán que cambiar sus estrategias SEO para no perderles pisada.

Fuente: PUROMARKETING

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *